L A K Ú M A  -  P U S Á K I  

  EL FUEGO EN EL AGUA  

AÑO 15, NÚMERO 57     OTOÑO - INVIERNO   2018     ZOMBIS BIANUALES   

 

 


 

    B Ú S C A N O S   E N   E L   U N I V E R S O   D E   M E N T I R A   C O M O  

    L a k u m a    P u s a k i

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

G A L E R Í A   P L Á S T I C A

A R T E   C A L L E J E R O

V A R I O S   A U T O R E S

 

 

 

 

L O S    E S C R I B I D O R E S

C O P L A S   A   L A   M U E R T E

D E   S U   P A D R E

 

 

 

 

 

 

 

 

E D I T O R I A L

 

EL FUEGO EN EL AGUA


 

Todo tiene su lugar en el tiempo y en el espacio, en el caso de esta web, en el ciberespacio. Llevamos 15 años viajando en las palabras, en la literatura, en otras manifestaciones del alma humana que llamamos arte.  Durante este trayecto hemos logrado establecernos como un punto de interés para los que aún navegan buscando algo parecido a la poesía, más de 60.000 visitas mensuales nos hacen creer que el trabajo realizado tiene la recompensa adecuada.

 

Ahora, como equipo que laboramos en esta revista virtual, hemos debido tomar la decisión de renovarla cada seis meses, un número en Otoño-Invierno y otro en Primavera-Verano.  Queremos seguir en esto.  Desde un principio planteamos esta publicación con un carácter de difusión cultural independiente y gratuita, por lo mismo nadie gana dinero con esto, pero ¡vaya que se ganan satisfacciones!.  Por otro lado, hay que pedir disculpas por no revisar todos los correos que nos mandan, nos sentimos apenados.

 

En este número, que es una especie de portal a la nueva modalidad, optamos por entregarles una selección de reportajes aparecidos en estos lustros.  Seguro que se quedan fuera muchos interesantes, sin embargo, es necesario llevar a cabo el ritual, tomar nuevos aires y seguir adelante.  Antonio Machado escribió "se hace camino al andar", un dicho popular versa "hay que seguir pa' delante, porque pa' atrás no cunde"

 

Bienvenidos a un nuevo número de Lakúma-Pusáki, el fuego en el agua que no se extingue.

Miguel Moreno Duhamel.

 

 

 

 

 

E  s  c  r  i  b  e  n      H  o  y


M a r g a r i t a   B u s t o s   C a s t i l l o

M i g u e l   M o r e n o   D u h a m e l

R a ú l   M u ñ o z

M a l ú   U r r i o l a


E L   G R A M Ó F O N O


G O N Z A L O   R O J A S

P o e m a s   e n   A u d i o


L O S   E S C R I B I D O R E S


E D I C I O N E S   A N T E R I O R E S


G A L E R Í A S   P L Á S T I C A S


E D I C I O N E S   A N T E R I O R E S


R E P O R T A J E S


E D I C I O N E S   A N T E R I O R E S


T r u e k e


E D I C I O N E S   A N T E R I O R E S

 

 

 

 

A   P R O P Ó S I T O   D E   L A   M U E R T E

D E   N I C A N O R   P A R R A

 

ABONO A DEUDA


 

No hablaré de "ocasos", "otoños", "sueños" ni de tantas babosadas románticas ni modernistas. El hombre fue genial, testarudo y verbo corrompido. Hablaba de la vulgar torpeza de tropezarse con los años, con la obstinación y con los ruidos. Nunca lo leí quejarse, pero denunciaba todo y creía profundamente -según parece- en el milagro de los días... Me refiero a la salomónica inocencia de que nada nuevo acontece bajo el sol y sin embargo Nicanor veía algo. En ese acto de creer por más de un siglo... ahí el milagro indescifrable. No sé por qué jodido vivió tanto, qué fue lo que atrapó su alma en esta vaga tierra poblada de deseos absurdos y de gentes por ser gente. Cuál mensaje???? Esas hipótesis metafísicas que algunos queremos ver en sus poemas, en su parranda larga, son una excusa para untar de analgésicos las múltiples heridas que ya sabes. Parra vivió más de la cuenta, qué hombre más rebelde, su sonrisa negra contra toda la estupidez humana y la falta de cortesía y de respeto. Era su poesía, o eso que  escribió, un bello vandalismo. Nicanor, maestro de todo lo imposible, no sé si atarme la corbata a la cintura en este día sólo para imaginar de nuevo tus sordas carcajadas. Extrañaremos tu sonrisa, tu honesta camisa que nadie pudo levantar porque temía, supongo que temían descubrir en tus costillas la profecía de un cielo claro y la bondad inmerecida.

 

José Luis Pereira.

Poeta de León, Nicaragua.

 


 

 

 

 


 

escríbenos a pusaki@poesias.cl

 

 

ENLACES DE INTERÉS


    Amnistía Internacional

                                      SECH        

               CÁCTUS CULTURAL

                       REVISTA MATÉRIKA

                 P o e s í a   I n e r t e

     escritores.cl

              REALIDADES Y

                                     FICCIONES

mediaisla

                  AMÉRICA SOLIDARIA

  VERBOSA MUDEZ

 

                    Del SenTido cRítiCo

                       Manipulación que se ayuda

                          LA cita TRUnca

 

transeúntes literarios

 

             poesía para alentar el CoRaJe

                       

       Polis Literaria

 

 


 

 


Niña con un casco de bomba, primera guerra mundial.  Publicado en Zig-Zag el 5 de junio de 1915.


 

C O N C I E N C I A   Y   A C C I Ó N


 


CHILE SIN BARRERAS

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


 VALIENTE


 

.

 

 

 


 

 


 

escríbenos a pusaki@poesias.cl

 

 

 

 

 


Este sitio contó con el aporte del

Fondo Nacional de Fomento del Libro y la Lectura, 2006.


 

El equipo de Lakúma-Pusáki está formado por:

Miguel Moreno Duhamel :   Director

Sandra Maldonado Henríquez :   Editora

Juan Moreno Duhamel : Apoyo Audio Visual

José Repiso Moyano :  Colaborador (España)

Ulises Varsovia : Colaborador (Suiza)

 


Las opiniones vertidas en esta publicación son de responsabilidad de quienes las emiten. En este lugar todos pensamos distinto.

Revista electrónica  de difusión cultural, trimestral,  independiente y gratuita.

Lakúma-Pusáki recibe los aportes de todos sus colaboradores hasta dos semanas antes de la renovación de cada número según las estaciones del año.