G A L E R Í A   P L Á S T I C A

 

 

 

A R T E   C A L L E J E R O

 

 

 

V A R I O S   A U T O R E S

 

 

 

 


 

 

Caminar por algunos barrios de Santiago de Chile, no los más pulcros, no los que simulan a Manhattan, no los que son centros comerciales ni de transacciones.  Caminar por lugares más humanos.  Allí encontraremos algunas de estas obras callejeras.  Un arte trabajado, pero que al momento de realizarse se sabe que son transitorios, que tienen el tiempo contado:  las constructoras de edificios derrumbarán los lienzos y darán cuenta de ellos; o tal vez los inspirados grafiteros que pululan dejando su marca ilegible; carteles o el inexorable paso del tiempo.  Por eso hay que aprovechar de verlos ahora, porque desaparecerán como algunos de los murales acá expuestos, que ya no existen.

 

Esta muestra de distintos autores, algunos anónimos, otros no, se rebela como un sonido ensordecedor que sólo es escuchado por algunos.  Quizás para muchos pase desapercibido.  Pero ahí están, tratando de mantenerse en pie el mayor tiempo posible.  Algo así como la resistencia de los materiales.